lunes, 12 de octubre de 2015



Queridos Merodeadores, les presento la entrevista realizada a Eloy López, venezolano, nacido en 1988, quien nos deleitó con Kelly Dallton y la sustancia del sol" entre otros... pero no voy a comentarles nada más y voy a dejar que él mismo se los cuente.





Aquí comienza la entrevista...



Merodeador:
  1. ¿Cómo se dio la creación de la cuarta dimensión y sus personajes?
Eloy:
Ante todo, agradezco ampliamente esta entrevista y tu interés por dar a conocer mi vida y obra al público de tu blog. Estas cosas siempre significan un gran estímulo para mí, por lo que espero que muchos nuevos lectores puedan descubrir lo que he estado haciendo durante los últimos años. A continuación, mis respuestas:
Cuando fue concebida en mi mente la idea de realizar esta saga, al menos tres cosas estaban muy claras: 1.- La protagonista se llamaría Kelly Dallton, 2.- La acción más importante se llevaría a cabo en un universo paralelo y 3.- La historia tendría que ver con la ciencia ficción casi en su totalidad. Muchos de los otros personajes fueron apareciendo poco a poco durante la elaboración del boceto inicial de la serie, hace ya bastantes años, pero algunos estaban ahí al mismo tiempo que la historia, por razones obvias: Herman, Suníl, Tommy, por ejemplo. La cuarta dimensión, por su parte, se fue expandiendo en mi imaginación a medida que iba escribiendo sobre ella, y se le iban integrando más y más elementos cada vez, a medida que la “descubría”. Para mí, escribir sobre este universo alternativo ha sido una aventura de exploración casi tan fascinante como para sus protagonistas.


Merodeador:
  1. ¿De la saga Kelly Dallton tienes un personaje favorito? 
Eloy:
Sí. Definitivamente sí. Me di cuenta de esto poco tiempo después de haber terminado de escribir el primer libro. Ese personaje es Alfred. Me siento identificado con él en muchos aspectos, y le tengo mucho aprecio, no solo por la importancia de su participación en la trama del primer libro, sino más que todo por el papel que jugará durante toda la saga en general. Su sensibilidad, sus confusiones, el hecho de haberse tenido que enfrentar desde siempre a un mundo y una sociedad voraz sin haber tenido tiempo de asimilar muchas cosas, como el resto de los mortales, han logrado que le tenga un gran aprecio.


Merodeador:
  1. Cuando hablamos de la saga de Kelly, ¿cuántos libros más nos esperan aparte de La sustancia del sol?
Eloy:
La saga Kelly Dallton estará compuesta en su totalidad, si las circunstancias de la vida me lo permiten, por un total de 5 partes, de las cuales la segunda vio la luz en Amazon en marzo del presente año (Operación: Andrómeda). Como es lógico, la línea argumental de cada libro está ya desarrollada desde hace tiempo, pero aun así mi gran expectativa es poder ver la historia finalizada en su totalidad, con toda la universalidad de detalles que eso implica. Escribir estos cinco libros es para mí una misión de vida. Algo totalmente prioritario. Comencé a los 15 años y no tendré descanso en mi alma hasta verla finalizada de la mejor manera posible. Hasta el momento, siento una especial preferencia por el segundo libro, porque es mucho más complejo, más emocionante y una pieza clave para lo que será el rumbo de los acontecimientos en los futuros 3 libros restantes. Además, escribir “Operación: Andrómeda” fue una de las misiones más difíciles y complicadas de mi vida, una odisea que me costó sangre, sudor y lágrimas. Tardé siete años y medio para poder ponerle punto final, ya que enfrenté muchos obstáculos logísticos, otras obligaciones que me obstaculizaron la labor y por un tiempo no pude dedicarme de lleno a su escritura. Al final, después de todo el esfuerzo, quedé más que complacido con el resultado.



Merodeador:
  1. ¿Qué nos puedes contar respecto a "Cuando morir no es un problema" para los que no lo hemos leído aún...?
Eloy:
“Cuando morir” es mi primer libro publicado. Fue la obra que marcó el inicio oficial de mi recorrido por el mundo editorial y mi carta de presentación como autor para todos aquellos nuevos lectores que desearan empezar a conocer mi obra. Lo publiqué a la edad de 17 años, y siempre me enorgullezco de decirlo, sobre todo en estos tiempos, en los que me he dado cuenta con más claridad, a medida que me hago mayor y presencio la apatía de la juventud actual, de lo que eso significa y de lo muy diferente de las otras personas que he sido a lo largo de mi vida. “Cuando morir” es una compilación de historias interrelacionadas que proponen un esbozo muy particular sobre las diferentes facetas e implicaciones de la muerte, y lo que esta significa para los seres humanos. Es un libro cargado de realismo mágico y espiritualidad, que me ha traído muchas experiencias positivas; la mejor de ellas es, quizás, el haberme podido conectar con lectores de mucha más edad que yo a un nivel muy íntimo y personal, ya que se han sentido muy identificados con el mensaje general de la obra, que bien puede ser visto como una filosofía de vida. A veces me sorprendo a mí mismo al darme cuenta de que cuando lo escribí todavía era prácticamente un niño.
Merodeador:
  1. ¿Tienes un escritor que hayas tenido de  referencia?
Eloy:
Es una pregunta difícil. Han sido varios los autores cuya influencia ha dejado una huella importante en mi escritura. JK Rowling, por ejemplo, con sus libros de Harry Potter, fue una autora que cambió mi vida para siempre en muchas formas, y uno de los alicientes fundamentales para que yo tomara la decisión de asumir la escritura como oficio de vida. He sido también un gran admirador de Gabriel García Márquez. Creo que nunca me cansaré de alabar “Cien años de soledad”. Me parece una de las novelas más extraordinarias que se han escrito en la historia de la humanidad. Podría citar también a Agatha Christie, Dan Brown y Antoine de Sanit Exupèry como autores de importante influencia para mí.



Merodeador:
  1. ¿Cuál es tu libro favorito?
Eloy:
Ésa es una pregunta más difícil aun de responder. Creo que lo es para cualquier lector. Y es que, una vez te has inmerso de cabeza en el mundo de la lectura, son tantos y tan diversos los afectos que puedes desarrollar hacia tantas obras, que seleccionar sólo una se convierte en una tarea muy complicada. Sin embargo, considerando la innumerable cantidad de veces que lo he leído (me lo sé casi todo de memoria), el significado tan profundo que tiene para mí, y el hecho de que hasta hice una película doméstica basada en él, contestaré que mi libro favorito es "El Principito" (Antoine de Saint Exupéry). ¿Por qué? Pues porque es una de las obras más hermosas que conozco, y detrás de su apariencia de relato infantil encierra una carga simbólica grandísima sobre el amor, y una filosofía de vida de implicaciones muy profundas. Es un libro de esos que puedes leer en distintas etapas de tu vida y siempre descubrirás cosas nuevas: nuevos significados, nuevas interpretaciones. Cada vez que lo leo me conmuevo igual, y aprendo algo más de él. El Principito es uno de esos personajes que me gustaría conocer en la vida real. En fin, una joya de libro.


Merodeador:
  1. ¿Desde qué edad escribes y cómo se te dio?
Eloy:
Mi decisión definitiva de asumir la escritura no solo como oficio, sino como un estilo de vida no llegó hasta que tuve quince años, pero mi inclinación por crear y producir letras e historias era evidente desde mi muy temprana infancia. Con los años, te das cuenta de que es algo que no puedes atribuir a causas simples. Casi ningún niño o joven siente tanta pasión por algo sin que existan razones evidentes. Nunca nadie me impulsó a hacerlo, ni tuve ejemplos que me estimularan, ni entre mi familia, ni entre mis amigos o conocidos. De hecho, tuve que enfrentar ciertos obstáculos difíciles para hacerles entender a los demás que lo mío no era una especie de “manía” o inclinación temporal, que mis intenciones eran muy serias y mis propósitos muy grandes. Que era un escritor de verdad. No obstante, ya desde los ocho años escribía los libretos de mis propias películas, que yo mismo desde muy niño creaba, procurando que fueran siempre inspiradas en ideas originales, aunque muy influenciadas por aquello que me gustaba. No fue sino hasta los diez años, cuando gané el primer lugar en un concurso de cuentos infantiles de Navidad organizado por el Instituto de Previsión Social Para Profesores de la Universidad del Zulia, y a los doce, cuando leí por primera vez “El Principito” (mi libro favorito y una de mis influencias decisivas), cuando comprendí que definitivamente la literatura tendría un papel central en mi vida. Definitivamente pienso que hay cosas que son intrínsecas a las personas. Se nace con ellas y hay que ser sabios para tomar las decisiones correctas y luchar por desarrollarnos en lo que nos apasiona.


Merodeador:
8-  Con lo joven que eres y lo que ya has escrito, por favor ¡cuéntanos tu secreto!
Eloy:
Mi gran secreto es… ¡El esfuerzo! Es cierto que escribir no es nada fácil. Hay quienes tienen el interés y las intenciones de ser realmente buenos escritores y la vida se les va intentándolo. Hay quienes tienen una imaginación desbordante y un potencial extraordinario, pero nunca lo desarrollan, por falta de disciplina, trabajo y motivación. Yo he venido labrando mi escritura todos estos años, pero nada ha sido “gratis”, a excepción del talento. Han sido y siguen siendo todavía muchos los objetivos a conquistar. Desde luego, mi estilo ha mejorado notablemente con la práctica y el ejercicio, pero no es algo que se logre de la noche a la mañana, y al menos en mi caso he tenido que hacer frente a todo tipo de obstáculos para poder seguir adelante. Por eso, cuando alguien se toma el tiempo de leer mis escritos, para mí está haciendo algo muy especial, ya que detrás de cada una de mis obras hay una historia personal de luchas y sacrificios constantes que son los que me han permitido llegar al público.


Merodeador:
9- Mi pregunta clásica: ¿Qué consejo le darías a nuevos y futuros escritores?
Eloy:
Esta es una pregunta recurrente en las entrevistas y mi respuesta siempre es la misma. Mi consejo es muy sencillo pero muy oportuno, y va dirigido de forma expresa a todo aquel que esté pensando en iniciarse en este difícil mundo. Sólo dos cosas podrán salvarte para mejorar como escritor y alcanzar lo más alto de tus capacidades: LEER y ESCRIBIR. Pero eso sí, en cantidades industriales y con mucha disciplina. Leer cada vez mejor, y escribir cada vez mejor. Si un libro se te hace difícil de leer, ésa es la mejor señal; es el nuevo reto a superar. Ensáñate con él, cual hueso duro de roer. No lo dejes escapar hasta devorarlo (es lo que haría un buen cazador). Tampoco te conformes con lo que escribas. Afila tu criterio lo más que puedas y se tu peor enemigo respecto a lo que produces. La autoexigencia es la clave. Nunca subestimes lo que el ejercicio lector-escritor, sostenido en el tiempo, es capaz de obrar en ti. El paso de los años y la incansable práctica te lo demostrarán.



Gracias Eeloy por responder a estas preguntas! Ha sido muy interesante conocer más de tí.
Y a ustedes mis lectores, espero que tambien les haya gustado esta entrevista.

Por aquí les dejo el twitter de Eloy @eloyhulk 
Sus libros pueden adquirirlos en Amazon 
Aquí podrán leer la reseña de "Kelly Dallton" en el blog.


Me despido y hasta la próxima! 
No olviden dejarme un comentario por allí abajo, me gustaría mucho saber su opinión.


6 comentarios:

  1. Un buen tipo por lo que se desprende de la pregunta número 8.

    ResponderEliminar
  2. Holaaa! Vengo de la iniciativa Pequeños Bloggeros Unidos. Ya te sigo ;) Te dejo aquí mi blog:
    www.d3voradoresdelibros.blogspot.com
    Equipo DDL

    ResponderEliminar
  3. Hola: una entrevista muy completa y muy interesante. Acabo de descubrir tu blog y me gusta mucho la variedad de temas que tratas en relación con los libros. En este momento tengo un blog dedicado a los jóvenes y nuevas tecnologías que te invito a visitarlo: http://cativodixital.blogspot.com.es/ . Si quieres seguimos en contacto. Yo ya me hice seguidora de tu blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Primero que nada gracias por visitarme y leerme. Ya me paso por tu blog.
      Besito :)

      Eliminar

Harry Potter - Golden Snitch 2